Expectativa por el USDA

Ya no queda mucho misterio por descubrir sobre la producción en Estados Unidos una vez que pasemos el reporte del USDA del jueves.

Las apuestan hablan de un aumento en el rendimiento para soja y maíz, pero veremos si realmente eso sucede. La cosecha de ambos cultivos se encuentra retrasada con respecto al año pasado y continúa siendo curioso que mejore el aspecto de los cultivos a esta altura del ciclo.

El mercado se ilusionó con la aparición de grandes compras chinas esta semana, sin embargo, estas fueron normales y los compromisos semanales no son tan elegantes como para garantizar la estimación total del USDA si el ritmo de ventas no comienza a acelerarse.

Por otro lado las bases para soja en el interior de USA son las mas bajas de los últimos años,  aunque la estacionalidad habla de un fortalecimiento de las mismas hacia el fin del año. Con este estudio se podría inferir que el farmer tendería a retener soja producto de esta situación, lo cual parece razonable si la capacidad de almacenaje no fuera un impedimento. Sin embargo, ante esta circunstancia, el farmer tiende a guardar maíz con un buen carry a marzo y a los meses diferidos y a vender soja en cada rally.

La CONAB actualizó las estimaciones de producción de soja y maíz en Brasil, la soja en 107 millones de toneladas a pesar de un crecimiento en el área de casi 3%, ya que proyectan un menor rendimiento (La CONAB opera con condiciones “normales” de clima y no “especiales” como las del año pasado). A prestar atención a este tema porque en USA se comenzó de la misma manera, subestimando rendimiento y ya saben esa historia. En maíz, este organismo contempla un recorte del 10% en la producción para el maíz de primera y considera una producción de safrihna parecida a la del ciclo pasado, por lo tanto la producción se estimo en 93 millones de t, desde los 98 de este año.

La producción de trigo de Brasil, por su parte, es la menor desde el 2012, impresionantes precipitaciones atentan contra la calidad y producción de los trigos de los estados del Sur de Brasil. De este modo se espera que Brasil importe cerca de 7,5 millones de t, Argentina tiene una gran oportunidad, si la calidad se lo permite.

Es así como los precios operan en un espacio confinado casi sin movimientos. Los rallys no llegan a construirse porque las ventas de los farmers lo invaden y los quiebres son muy buenas oportunidades de compras para los consumidores que disciplinadamente cumplen con los presupuestos.

Autora: Celina Mesquida - RJO´Brien
Fuente: On24