Volantazos importantes en los posiciones especulativos

Hasta comienzos de esta semana los operadores especulativos comenzaron a construir –de manera frenética– posiciones compradas (“alcistas”) en maíz al tiempo que liquidaron todas las posiciones vendidas en soja. Pero a partir del miércoles algunos hedge funds fueron a lo seguro –tomando ganancias– para licuar buena parte de las subas registradas por ambos granos.

La excusa para liquidar posiciones fue un dato negativo presente en el informe de demanda y oferta mensual de granos del USDA que ajustó el stock final de maíz 2017/18 de EE.UU. en 59,0 millones de toneladas versus 53,6 millones previstas el mes anterior debido a un menor consumo interno combinado con un incremento del stock remanente del ciclo 2016/17.

El martes pasado –último dato informado hoy por la Commodity Futures Trading Commission– la posición neta especulativa en futuros y opciones de maíz del CME Group fue de 157.654 contratos (la más elevada desde principios de marzo pasado), mientras que en soja se ubicó en 16.733 contratos (el nivel más alto desde fines de marzo de este año).

Vale recordar que un año atrás los fondos especulativos se compraron hasta la manija en soja y (especialmente) maíz proyectando una seca en el Midwest que finalmente no se dio (lo que generó que perdieran bastante dinero por esa apuesta fallida).

Entre el martes y jueves de la semana que viene el National Weather Service pronosticó la llegada de una ola de calor extremo en buena parte del Midwest estadounidense con un escenario de precipitaciones prácticamente nulo durante ese período (ver mapa). Esa situación se presenta cuando buena parte de los cultivos de soja y maíz están atravesando una restricción hídrica en pleno período crítico de definición de rindes.

Hoy viernes el contrato de Soja CME Agosto 2017 cerró en 363,4 u$s/tonelada versus 367,8 u$s/tonelada el viernes de la semana anterior, mientras que la posición Maíz CME Septiembre 2017 terminó en 148,1 u$s/tonelada contra 154,5 u$s/tonelada una semana atrás.

Las posiciones netas surgen de la diferencia entre las posiciones compradas (“long”, que fijan un precio techo y por ende apuestan a un mercado alcista) y las posiciones vendidas (“short”, que fijan un precio piso y por lo tanto apuestan a un mercado bajista).
Fuente. ValorSoja